Solicite información sin compromiso


Servicio de Arbitraje

/ División Jurídica y Valores Societarios

 

¿Qué es el Arbitraje?

El arbitraje, es una forma de resolver un litigio sin acudir a la jurisdicción ordinaria. Es una estrategia de resolución de conflictos.

Las partes, de mutuo acuerdo, deciden nombrar a un tercero independiente, como podría ser un profesional de Grupo Maxfer especializado en la materia origen de la disputa, denominado árbitro, y que será el encargado de resolver el conflicto. El árbitro, a su vez, se verá limitado por lo pactado entre las partes para dictar el laudo arbitral. Deberá hacerlo conforme a la legislación que hayan elegido las partes, o incluso basándose en la simple equidad, si así se ha pactado.

 

Ventajas

El laudo o resolución del árbitro o tribunal arbitral es de ejecución inmediata y sólo puede ser anulado por defectos de forma. Asegura una resolución a los conflictos rápida y eficaz, con todas las garantías legales necesarias.

Cuando un arbitraje se ajusta a la legalidad, sustituye completamente a la jurisdicción ordinaria, que deberá abstenerse de conocer el litigio. Sin embargo, sí que será necesario acudir a la misma (a través de la acción ejecutiva) cuando sea necesaria la intervención de las autoridades para hacer cumplir el laudo arbitral.

Rapidez, flexibilidad, se puede pactar los costes con anterioridad.

Antes de comenzar la relación comercial, puede incorporarse en el contrato una cláusula o convenio, estableciendo que las partes en caso de conflicto, se comprometen a someterse a un tribunal arbitral y el lugar donde se celebre.

 

¿Qué lo compone?

La corte de Arbitraje, está formada por profesionales con la más alta cualificación en asuntos jurídicos y que cumplen unos estándares de calidad y nivel, asegurando imparcialidad, neutralidad y confidencialidad a las partes.