Desaconsejamos el pleito, siempre y cuando, no hayan fallado las negociaciones